0 artículos0,00

No hay productos en el carrito.

New Balance Fresh Foam 1080 V11

Esperamos que te guste lo que compartimos. Lo hacemos con todo el amor que le tenemos a la práctica del running.

www.puntitisport.com

La tope de gama neutra de New Balance se renueva una vez más, la undécima bajo la denominación 1080, aunque los más veteranos recordarán que el ADN de este modelo se remonta a las New Balance 1022, 1023, 1060, 1061, etc.

Estamos, como veis, ante un modelo que lleva casi veinte años en nuestros pies y, aunque ha tenido algunos cambios (o maneras de enfocar la zapatilla a lo largo de los años como, por ejemplo, la rápida 1080 v2), lo cierto es que siempre ha sido principalmente una berlina de amortiguación para echarle encima centenares de kilómetros en cualquier superficie y con un rendimiento que, por lo general, he de decir que ha sido muy bueno.

Aún recuerdo a la New Balance 1062 como unas de las mejores zapatillas de entrenamiento que he probado y se puede sentir la herencia de ese modelo y algunos otros anteriores en esta New Balance 1080 v11.

Esta nueva New Balance 1080 v11 es continuista respecto al salto de calidad que vimos el año pasado y, aunque es cierto que el segmento y sus principales rivales han sufrido (casi todas) una gran mejora, no ha necesitado más que apenas unos retoques para seguir siendo una de las mejores opciones que se pueden valorar si queremos una zapatilla neutra de máxima amortiguación.

Chasis y mediasuela

En teoría, y según New Balance, la mediasuela de la New Balance 1080 v11 es la misma que la utilizada en la versión anterior, lo cual no es una mala noticia precisamente porque funcionaba perfectamente bien y era muy agradable.

Y aunque en Foroatletismo estamos de acuerdo en que el material y el molde utilizado es exactamente el mismo, lo cierto es que la aplicación del láser para realizar los cortecitos pequeños que vemos en el lateral externo de la mediasuela no han seguido el mismo patrón: en la New Balance 1080 v10 se escarbaron unos agujeritos para crear lo que denominamos microcolapsos y en la New Balance 1080 v11 tenemos una especie de dibujo que crea unos micro relieves hexagonales que parecen menos funcionales que en la New Balance 1080 v10, aunque la realidad es que ambas zapatillas tienen un tacto y un funcionamiento dinámico prácticamente idénticos.

New Balance 1080 v11

Lógicamente seguimos con la misma distancia del pie al suelo de 30 mm en talón y 22 mm en antepié con 8 mm de drop y un chasis en mecedora.

Este chasis curvado es una de las características que separa a la New Balance 1080 v11 de varias de sus rivales. Es una zapatilla que ha buscado ser algo más ágil y dinámica y, aunque la zona del arco tiene algo más protagonismo, lo cierto es que te puedes amoldar fácilmente a ella independientemente de dónde se produzca el primer impacto de tu pie.

New Balance 1080 v11

En cuanto a amplitud de base: 116 mm en antepié y 93 mm en talón. Si habéis leído la review de la New Balance 1080 v10 podría extrañaros la diferencia de anchura (ya que el año pasado dábamos como anchuras 118 mm y 94 mm) pero se debe a que la New Balance 1080 v11 que hemos probado es media talla más pequeña. Así que en cuanto a amplitud de base también se mantiene a niveles, cuanto menos, generosos, especialmente en talón.

New Balance 1080 v11

Teniendo unos perfiles en la media en cuanto a altura y una amplitud de base ligeramente superior, podríamos pensar que es un modelo que fácilmente podría superar los 300 gramos de peso, pero lo cierto es que la New Balance 1080 v11 tiene una gran ventaja con respecto a la mayoría de sus rivales que es, precisamente, su peso: logra alcanzar los 263 gramos en talla 9 US (269 gramos el año pasado) y 267 gramos en la talla 9.5 US que hemos probado. Por poneros en situación, la adidas Ultraboost 21 pesa 354 gramos, 91 gramos más, ahí es nada.

Realmente pocas pegas se le pueden poner a la mediasuela de esta New Balance 1080 v11: es dinámica, ligera, bastante estable, se puede utilizar con diferentes técnicas de carrera y tiene bastante trabajo de geometría encima (no es una pieza de EVA ligera y listo).

Pero, como siempre ocurre, es cierto que no todas las zapatillas van a funcionar de igual manera a todo el mundo. Aun siendo corredores que entrarían en el usuario tipo del segmento al que pertenece la New Balance 1080 v11, a algunos les funcionará mejor que a otros.

Dentro de los que creo que mejor pueden aceptar este modelo tenemos a la gente más ligera, corredores de 65 kg a 80 kg, que va a poder utilizar la 1080 v11 con mejor resultado que algunas de sus rivales al ser más ágil y ligera.

Los corredores de hasta 85 kg también creo que van a sacarle casi todo el jugo (digamos estarían en «aguas grises»), mientras que los corredores de 90 kg o más creo que van a ser los que menos disfruten de la 1080 v11, y digo ‘menos’ comparándolo con gente que le va a sacar todo el jugo ya que la mayoría de corredores de 90 kg van a estar encantados con la New Balance 1080 v11

Upper

El upper es la zona donde se han realizado los cambios más evidentes respecto a la versión anterior.

No es que sean cambios muy grandes pero son pequeños retoques que mejoran ciertos puntos y que van a hacer de la New Balance 1080 v11 una zapatilla algo mejor que su predecesora.

La malla es un Hypoknit en el que han trabajado muy bien las zonas para darle elasticidad, rigidez o soporte al upper en función de dónde se necesite una característica u otra.

Corriendo no se notan cambios muy grandes pero sí que el upper sujeta un poco mejor lateralmente, aunque sigue siendo una zapatilla permisiva en ese sentido ya que no es estrecha y el knit es un poco elástico. Sin duda se nota algo más estructurada en la parte lateral.

New Balance 1080 v11

Se ha dotado a la zona de la caja por encima de los dedos de más agujeros para ventilar. No hemos podido probarlas con mucho calor, pero a temperaturas de entre 10ºC y 15ºC la zapatilla ha funcionado perfectamente en este aspecto y creo que puede ser algo mejor que la versión anterior.

En la zona lateral del mediopié, New Balance ha optado por reducir la cantidad de knit en cuanto a densidad y, a cambio, ha aumentado el tamaño de su logotipo. La ‘N’ de la marca es reflectante, bastante recia y de mayor tamaño y hace las veces de panel lateral en esa zona intermedia.

New Balance 1080 v11

La lengüeta me ha gustado y es bastante curiosa porque en realidad es media lengüeta en cuanto a longitud. El knit delantero sube por el sistema de cordones y a mitad del mismo es donde aparece la lengüeta que, además, va unida lateralmente, lo que mejora mucho el confort al reducir las posibles rozaduras de una costura en la zona donde empiezan los dedos del pie.

New Balance 1080 v11

El confort es muy bueno en la New Balance 1080 v11 para lo poco acolchada que es. Es un ejemplo de cómo no es necesario meter memory Foam por todos lados para ser confortable y, además, ahorrar mucho peso.

El UltraHeel de la New Balance 1080 v11 es una pieza que me parece igual de impresionante y avanzada como polarizada. Es una pieza de neopreno prensado en un molde que pretende aportar la contención y sujeción del talón con mucho menos volumen y peso que otras zapatillas.

New Balance 1080 v11

Como digo, me parece un avance interesantísimo y particularmente me funciona muy bien, pero mi experiencia no se va a trasladar al 100% de los corredores que utilicen la New Balance 1080 v11.

Un pequeño porcentaje de corredores, que es una minoría pero relativamente importante (calculo que alrededor de un 15% o un 20% de los corredores), suele tener sus más y sus menos con este UltraHeel por falta de sujeción o por rozaduras.

New Balance no es ajena a esta situación y acertadamente está intentando mantener este talón en sus zapatillas pero retocándolo un poco para reducir lo máximo ese porcentaje de corredores a los que les incordia un poco y para mí es el principal cambio en el upper, un cambio importante.

¿Qué se ha cambiado exactamente? Principalmente, dos cosas:

  • Ahora es más fino y, en la zona donde envuelve por detrás al calcáneo, más flexible y menos grueso y es probable que la gente que ha tenido roturas o rozaduras en esa zona donde el Aquiles se acerca al calcáneo, en esta nueva versión eso no pase o se reduzca.
  • Por otra parte es un UltraHeel más redondeado y anatómico por debajo de los maléolos para evitar cortes rectos como en la versión anterior y, como he dicho antes, al ser un neopreno más fino también es algo más flexible y menos dado a molestar alrededor del tobillo.

Horma

La horma sigue manteniéndose igual respecto a la New Balance 1080 v10, la PL-8 de la marca de Boston, muy universal.

A pesar de haber probado una 1080 v11 de media talla menos de la que suelo utilizar, lo cierto es que, aunque algo más apretada, no he tenido muchos problemas y creo que no hay cambios en este sentido respecto a lo que ha venido siendo el modelo años anteriores: horma universal con un antepié ligeramente permisivo, no suelto pero que te da cierto juego para expandir los dedos al correr o cuando el pie se hincha tras varias decenas de kilómetros.

New Balance 1080 v11

En cuanto a tallaje, como digo, me mantendría en la talla normal (medida en CM o talla US). Si tenéis el pie estrecho y de normal soléis dejar espacio suficiente en puntera (ancho dedo de la mano), quizá probaría media talla menos, pero en el 80% de los casos elegiría la misma talla.

El UltraHeel es una parte, como he dicho, polarizante. Para muchos es una gozada ya que no notas nada alrededor del tobillo y aporta suficiente ajuste (salvo que nos pongamos a ritmos más rápidos de 4:00/km) y para algunos puede suponer un proceso de adaptación o habrá que trabajar la forma en la que nos atamos las zapatillas para lograr estar a gusto con esa parte trasera.

New Balance 1080 v11

En mediopié no vais a tener problemas. El ajuste es natural con una lengüeta que, sin ser elástica, te acompaña en los movimientos. Es una zapatilla a la que es fácil hacerse en esa zona sobre el empeine.

New Balance 1080 v11

Cuenta con una plantilla de mucho nivel, una Ortholite X40 de 27 gramos y 5.5 mm de grosor, muy agradable en el primer contacto y colocada en un strobel board de fibras muy suaves que es como un fieltro fino y agradable.

Es una gran sorpresa y habla muy bien de New Balance que, haciendo todo lo posible para reducir el peso de la zapatilla, no haya comprometido ciertos aspectos como la durabilidad de la suela o la plantilla: le ha colocado lo mejor del mercado aunque pese diez gramos más que una simplona de EVA.

Lógicamente es una zapatilla muy apta para plantilleros. Aunque no es una zapatilla clásica ya que su chasis es algo curvado, no le veo demasiado problema para combinarla con plantillas.

Amortiguación

El nivel de amortiguación de la New Balance 1080 v11 se podría calificar como sobresaliente, de lo mejor del mercado, lógicamente dentro de esa primera fila de zapatillas tope de amortiguación hay muchas diferencias en cuanto a profundidad, dureza, rebote, etc.

La New Balance 1080 v11 se podría considerar una zapatilla equilibrada: no es la que tiene más recorrido ni rebote y quizá no sea la más blanda aunque está cerca, pero sí es de las más fáciles a la hora de correr; es ágil y su chasis la hace dinámica y muy natural.

New Balance 1080 v11

Como digo, es de lo más blando: 45º de dureza tiene el Fresh Foam X que prácticamente la iguala con las zapatillas más blandas en tacto del mercado (rondan los 42º-44º).

El Fresh Foam X de la New Balance 1080 v11 es agradable, tiene un recorrido medio-alto, no es la zapatilla con más profundidad ya que eso rompería lo que la curvatura del chasis intenta aportar, y su distribución de amortiguación es bastante equilibrada.

Tiene buena amortiguación trasera y delantera, tacto blando, recorrido medio-alto. Quizá en mediopié, dado que es la zona más prominente y principal de aterrizaje, sea algo menos generosa con el recorrido y el arco se note un poquito. En concreto, si aterrizamos de talón y hacemos la transición hacia el antepié podríamos notar esto más que si somos corredores eficientes y aterrizamos de mediopié.

New Balance 1080 v11

En cualquier caso es una zapatilla muy bien amortiguada y muy agradable al tacto.

No es la zapatilla más reactiva ya que, por mucho que se intente publicitar, el Fresh Foam X no es un material reactivo para el estándar actual aunque lo compensa con el chasis curvado. Desde luego no es una zapatilla para ir más rápido de 4:30/km de manera habitual o de 4:00/km de manera ocasional (se podría, pero la zapatilla no va a funcionar igual).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *